PROA +

El objetivo general es poner en marcha un mecanismo de ayuda para el fortalecimiento de los centros públicos que presentan mayor complejidad
educativa. Son objetivos específicos del programa:

1. Garantizar la continuidad y avance educativo del alumnado con especial atención al más vulnerable desde el punto de vista socioeducativo.
2. Restablecer, reforzar y mejorar el funcionamiento de los centros educativos en las condiciones especiales acaecidas por el COVID, flexibilizando su organización, garantizando las condiciones escolares recomendadas por las autoridades sanitarias.
3. Fomentar la equidad educativa de la red de centros, en función de las características de las zonas o territorios en que se ubican, con
especial atención a los centros educativos de mayor complejidad, vulnerabilidad y mayores índices de pobreza educativa (brecha
digital, fracaso, repetición, absentismo, abandono temprano), considerando también las características de los centros rurales dispersos o diseminados geográficamente.

  1. Impulsar y facilitar las necesarias adaptaciones de las programaciones didácticas en torno a las competencias clave y los
    aprendizajes fundamentales.
  2. Reforzar la dotación y formación de los equipos docentes y de los profesionales de la orientación, para poder responder a la
    adaptación de las programaciones, el uso educativo de los recursos tecnológicos, así como a la enseñanza, la tutoría, la orientación y la evaluación en distintas modalidades y escenarios. Se impulsará, en suma, el refuerzo y la renovación pedagógica de los equipos docentes.
  3. Responder de forma integral a las nuevas necesidades educativas sobrevenidas, así como mitigar el impacto del confinamiento y suspensión de la educación presencial en el bienestar socioemocional del alumnado y el profesorado, mediante:
    a) La dedicación de tiempo lectivo a reforzar la comunicación y colaboración de las familias.
    b) La creación de nuevas alianzas de los centros educativos con instituciones locales y agentes del entorno comunitario (servicios sociales comunitarios, ayuntamientos, universidades, entidades del tercer sector, equipamientos culturales, redes socioeducativas, redes de escuelas y especialistas, voluntariado), para impulsar una respuesta inclusiva e integral para todo el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.
  4. Evaluar las actuaciones del programa en función de indicadores consensuados, con vistas a su continuidad, a su mejora y, en su caso, a su posterior ampliación y adaptación a cursos posteriores.